Breaking

SUSCRIBETE ESTAMOS EN YOUTUBE

lunes, 11 de marzo de 2019

EL CAMBIO CLIMÁTICO VIENE DE NOSOTROS MISMOS

La imagen puede contener: Willy Diaz, sonriendo, de pie
www.baitoerosunidos.com
Estamos equivocados si pensamos que, con sembrar árboles, resolvimos el problema ambiental... Así como la relación de parejas necesita atención permanente, nuestra flora también la necesita.
No busquemos excusas para aceptar un cambio climático que no existe; lo que ha cambiado es nuestra mentalidad como seres racionales. Cada árbol que se planta necesita luz y agua constantemente para crecer y dar frutos y/o sombra. Si sólo plantamos el árbol y no le damos más atención, cuando hay sequía, habremos sembrado en vano.

El agua es vida, no sólo para los humanos, las plantas no tienen pies ni manos para poder sobrevivir de las sequías.
Hay que hacer varios operativos para siembra de árboles, y elaborar un plan para reguío constante de los mismos.
Hace más de 10 años que le exhorté a un compañero de trabajo que sembrara árboles frutales en un área que tenía potencial para esos fines; muchos dijeron que "era una estupidez ponerse a sembrar para que otros cosechen", yo les respondí que si las generaciones anteriores no hubieran sembrado, nosotros no estuviéramos comiendo tanta diversidad de frutos.
Lo mas interesante es que ya hay varias matas de esas dando frutos en abundancia; cabe señalar que, para ver esta maravillosa plantación dar sus frutos, se ha tenido que implementar un programa constante de cuidado y reguío de las mismas.
Yo que tengo varios años en un trabajo dedicado a la administración racional del agua, puedo testificar que las sequías impactan más en las zonas que dañan y descuidan a los árboles que en cualquier otra parte. Los árboles bien cuidados generan condiciones climáticas favorables a las lluvias.
La clave es sembrar, regar y cuidar nuestros árboles constantemente... Empecemos hoy a regar nuestros árboles hasta que vuelva la lluvia, no sin antes detener el corte indiscriminado e implementar mas siembra de árboles.

POR:WILLLY DIAZ