Breaking

SUSCRIBETE ESTAMOS EN YOUTUBE

martes, 16 de mayo de 2017

Coincidencias muy Extrañas

Acostumbro a escribir en este medio sólo de temas relacionados con mi lar nativo, Baitoa. A pesar de que voy a enfocar la desaparición física de un excursionista al Pico Duarte, tema que me preocupó inicialmente por implicaciones políticas absurdas que se le quiso dar al hecho, pero al encontrar una narrativa nueva sobre la persona objeto de este relato, obtenidas en fuentes baitoeras, quiero presentar un aspecto novedoso en esta misteriosa desaparición, pues en ellos se  vincula a la familia de la persona desaparecida con Baitoa.

  Vayamos al hecho que nos concierne

 En Enero de 1988 desapareció, sin que nunca se recuperara su cadaver, el ingeniero Rafael Morillo. Hizo el trayecto al Pico Duarte por vía de Mata Grande, luego de llegar a la meta y cuando descendía, junto con un grupo de amigos y sus dos hijos, hacia el campamento  al pie de la Pelona desapareció misteriosamente. Era el ingeniero  un alpinista de mediana experiencia y como tal orientaba a los novatos en medidas de precaución a tomar para evitar aislarse y  desorientarse, en caso de perder contacto con su grupo,  en el trayecto al pico. En esa excursión, por su iniciativa logró integrar otros colegas  que también se hicieron acompañar de sus hijos.

  Dos profesores de UCMM el ingeniero Leonel Salcé y el ingeniero Rafael Despradel eran sus amigos y fueron las últimas personas en hablar con él. Y, como señalé anteriormente, desapareció en camino al campamento al pie de la Pelona, en el valle del Bao, en un trayecto de bajada donde se tiene de frente el lugar de reposo.  En un momento del descenso, se detuvo a realizar una breve necesidad biológica a unos 20 metros de la ruta, y luego nadie más lo vio. Sencillamente desapareció.

   Sobre esta desaparición se comenzaron a tejer muchas leyendas. 

   La primera leyenda, la que no podía faltar, fue que el régimen del doctor Balaguer, que gobernaba entonces,  lo habia hecho desaparecer. Así de simple.

   Segundo, el ingeniero fue escucha, pues era radio-aficionado,  en esas montañas de un movimiento de drogas por parte de algunos militares, que al sentirse descubiertos lo secuestraron. Vaya a usted a ver, llevar equipo de radio en ese trayecto !

   Tercero, el ingeniero tenía tantas deudas que se fue por el camino de San Juan de la Maguana donde le esperaba un helicoptero para irse del país.Al respecto encontré esta preciosidad de la declaración de un guia: "que esto fue muy extraño, por que ahí nadie se pierde, además el  traía consigo un bulto o maletín que no dejaba que nadie le pusiera la mano" (1).Para que tal cosa fuese posible el Ingeniero Morillo debía, después de una súper agotadora jornada, subir de nuevo a la Pelona y bajar por el lado sur de la misma. Y esta proeza no toda persona la puede realizar, y menos  sino es un buen conocedor del entorno. 

  Tanta era la ola de rumores y falsas noticias echadas a correr que el gobierno lanzó el decreto 132-88 que crea e integra una Comisión encargada de investigar los hechos y circunstancias que rodean la desaparición en las zonas aledañas al Pico Duarte, del Ing. Rafael Morillo. (2)

  Se encargó a uno de los tantos generales que tenemos, al ex-jefe de la policía Rafael Guerrero Peralta, para hacer las pesquizas de lugar. Era tal la presión de la prensa que el susodicho investigador veía como su deber apresar cualquier sospechoso y hacer de él un culpable. Intentó con los amigos del ingeniero, luego con los guías. Y en intenciones del oficial policial, los guías eran culpables porque le encontró encima una cierta cantidad de dinero. Se aclaró el caso cuando se le explicó que ese dinero era la paga, por el trabajo realizado. Al final sus conclusiones personales, dichas a modo de chanza, era que los marcianos habían intervenido en el hecho que narramos.

   He interrogado más de una vez a todas las personas que menciono en esta narración. Y he hablado con expertos visitantes al Pico Duarte. Todos coinciden en que el área que desapareció Eddy Morillo no hay barrancos o bosques tupidos que expliquen una desaparición como esa. Sencillamente los presentes en los hechos y los expertos no encuentran como explicar esta desaparición. Como no la encuentro yo.

   Hasta ahí un resumen de los hechos que giran alrededor de la desaparición de un alpinista de nombre Rafael Morillo en Enero de 1988. Hecho considerado único en la historia del alpinismo dominicano.

  Ahora un segundo hecho relacionado con la mencionada desaparición.

 Por pura casualidad un amigo, mayor de edad, residente en Baitoa en 1958 me narró como mi padre y mi abuelo le expresaron los deseos del médico Rafael Morillo Burgos natural de Nibaje, pero residente desde 1941 en San José de las Matas, de hecho el primer médico residente en San Jose de las Matas hasta 1962, de iniciar una finca tabaquera en unas tierras cercanas a esa comunidad. Para ello necesitaba una persona trabajadora y experta a la que pagaría la fabulosa suma de RD$45 ( cuarenta y cinco pesos) mensuales por dicha labor.

  He intentando averiguar como mi padre llegó a conocer al doctor Morillo. Muy vagamente recuerdo una visita del mismo a mi casa, pero no estoy seguro.  Lo más probable es que mi padre lo conociese a través de su esposa, la señora Clara Luz Grullón residente en las cercanías del kilómetro 5 de la carretera a Baitoa. Según me narró Antonio Fernández (Toñito), Clara Luz era hija de Juanito Grullón y Enedina Adames Pineda. De ahí que don Toño mencionase que Clara Luz era familia, tía, del doctor Marcel Morel que hoy ejerce medicina en Santiago.

   Luego he conversado con dos primos míos José Antonio y María Ernestina Núnez Pineda y por casualidad pregunté si habían oido hablar del Doctor Rafael Morillo. Y, o maravilla, no sólo me hablaron de su relación con Baitoa, me dieron detalles de la familia y adicionalmente, me informaron que los hijos del doctor Morillo visitaban a Baitoa y se hospedaban en su casa.

  El doctor Rafael Morillo Burgos y Clara Luz tuvieron los siguientes hijos Carmen Iris, Luz Ángela, Rafael Eduardo (Eddy), Carmen Rosa (Camucha). Por algún motivo se me menciona adicionalmente una hija de nombre Niurca, pero es una confusión. De todas formas para este año, 1958, el dr. Morillo seguía siendo el único médico en San José de las Matas y su prestigio era enorme y no sólo en el campo de la medicina. " A lo largo de su vida desempeñó diversas funciones, siempre con la finalidad de servir, como diputado al Congreso Nacional, presidente del Ayuntamiento del municipio de San José de las Matas, director del hospital municipal y profesor de los cursillos de cristiandad".(3)

  Como narraba, mi padre hizo la propuesta del dr. Morrillo a Angel Lozano, baitoero nacido en Yaque,  trabajador y honrado a carta cabal, que aceptó. Era, decía, el año 1958. 
  
   Angel llegó a tratar la familia, y hubo una sintonía con el jovencito Eddy. En ese año ese jovencito,  Rafael Eduardo (Eddy), hijo del dr. Morillo, en una actividad escolar  decidieron hacer una excursión a una loma. Angel no está muy seguro sobre a que loma fue el peso, pero le suena el nombre de la Loma del muñeco de Oro. Loma con tal nombre no existe, pero Ángel me dice que el nombre lo recuerda por el hecho de que unos extranjeros habían encontrado una veta de oro en la montaña y de ahí el nombre dado por todos

  Pues bien, Eddy Morillo desapareció en regresando de la excursión. Angel me ha confirmado, repetidas veces, el hecho de que el hijo del doctor Rafael Morillo desapareció en esa excursión. Y nadie jamás les informo que había aparecido de nuevo ¿ Fue camino a un campamento en el Valle de Bao ? Desconozco el dato. ¿ Se acusó, por lo bajo, a Trujillo por esta desaparición? Lo desconozco, pero no me extrañaría.

  Hubo conmoción en San José de las Matas. Salieron partidas de personas civiles y militares a buscarle. Ängel es enfático en señalar que cuando salió de San Jose Las Matas Eddy seguía perdido.  Nunca, como dije, llegó noticias a Baitoa de que Eddy Morillo fue encontrado con vida. 

   Por si no lo he expresado con claridad, lo hago ahora: el ingeniero Rafael (Eddy) Morillo que desapareció definitivamente en 1988, fue el mismo joven Rafael (Eddy) Morillo que había ya desaparecido en 1958 según me señalo Ängel.

  En todas mis investigaciones jamás persona alguna al referirse a la desaparición del 1988 menciona la desaparición de 1958. De hecho llamé a un familiar cercano al doctor Morillo, al también médico Samuel Morillo que ejerce en San José de las Matas, quien pese a no haber nacido en 1958 me afirma tajantemente que la desaparición de Eddy en ese año no pudo haber ocurrido sin él estar enterado.

  ¿Que les parece a ustedes ?. Yo confío en la entereza del baitoero que, sin tener noticias de la desaparición de 1988,  me habló de la desaparición del 1958 y por eso les hago llegar la narración de estos dos hechos. Y son  notables las desapariciones por tener un solo protagonista.

Por: Ramon Felipe Nunez
  
 Fuentes:
(1)http://www.elrinconmatero.com/lo_que_sucedio.htm 
(2) http://do.vlex.com/vid/integra-desaparicion-duarte-ing-rafael-360177306
(3) http://pieroespinal.blogspot.com/2012/03/un-busto-al-dr-morillo.html
Fuente:http://www.municipiobaitoa.com/